10 CONSEJOS PARA LUCIR UN CABELLO INCREÍBLE.
10 Enero, 2017

¡PROTEGE TU PIEL PARA ESTE INVIERNO!

Con la llegada de la temporada invernal, nuestra piel puede comenzar a sufrir los estragos de diversos factores, como el frío, el aire seco y muchas otras inclemencias del tiempo. Ante ello, la piel se reseca, deshidrata y sufre un desequilibrio del factor natural de humedad, el cual está formado principalmente por aminoácidos, urea, ácidos orgánicos, creatinina, etc.

Su función consiste en mantener la hidratación de la piel, ayudando a retener la humedad en la epidermis. El factor natural de humedad es un conjunto de elementos resultantes de los diversos procesos fisiológicos que tienen lugar a nivel cutáneo. LA correcta hidratación de la piel debe comenzar desde adentro y complementarse desde fuera.

Para proteger nuestra piel, es importante mantener una dieta equilibrada y consumir suficiente agua, además de evitar os cambios bruscos de temperatura.

Hoy en día, existe un amplio abanico de productos que pueden ayudarnos a mantener el equilibrio en nuestra piel; sin embargo, es necesario generar un cambio de hábitos en cuanto nuestra rutina de cuidados diarios. Por ejemplo, es fundamental que antes de comenzar nuestras actividades diarias, la piel pase por una rutina de limpieza general, de modo que pueda afrontar todo el día protegida; al finalizar la jornada, debemos nuevamente repetir la rutina de limpieza, de forma que al irnos a la cama con la piel limpia, ésta pueda descansar y renovarse. No hay que olvidar que durante la noche, nuestro organismo produce un importante intercambio de nutrientes y desechos.

Además de la limpieza, es básico que ayudemos a nuestra piel con una correcta hidratación, aportando la humedad que requiere para mantenerse saludable y lozana; existen diversos productos que imitan nuestro factor natural de hidratación, elige principalmente los que contengan urea, ceramidas, pca, proteínas y aminoácidos.

Nuestra piel requiere de un cuidado diario, una correcta hidratación relaja y refresca el rostro. Una vez generado el hábito, la piel lucirá espectacular siempre, no importando las condiciones del clima invernal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *